whatsapp.png Whatsapp: 8578 9224
facebookicon.png Facebook: Tiendas Arcadia
office1.png Santa Ana Town4002-1473
home.png Headquarters: 4002-1492

Los más vendidos

Los productos más vendidos

Arcadia News

Service

service-logo-1.png
Envío Gratis
En órdenes superiores a ₡150.000
service-logo-2.png
Soporte 24 * 7
Brindamos la asistencia que necesita
service-logo-3.png
Descuentos
Ofrecemos las mejores ofertas a nuestros clientes

El funcionamiento de un disco compacto lleva detrás mucha más física de la que uno se podría imaginar en un principio. Debemos saber que la cantidad de capas, grosor, durabilidad, resistencia y capacidad de almacenamiento que posea un disco depende de la tecnología que se utilice.

La información del disco se encuentra en la parte interna de la capa de policarbonato y para leer esta información necesitamos el láser del lector. El disco Blu-ray hace uso de un rayo láser de color azul con una longitud de onda de 405 nanómetros, a diferencia del láser rojo utilizado en lectores de DVD, que tiene una longitud de onda de 650 nanómetros. Esto, junto con otros avances tecnológicos, permite almacenar sustancialmente más información que el DVD en un disco de las mismas dimensiones y aspecto externo. Blu-ray obtiene su nombre del color azul del rayo láser (blue ray significa ‘rayo azul’).

El lector también tiene un sensor (fotodiodo) que recibe la luz del láser reflejada en la capa de aluminio. Antes, esta luz del láser tiene que atravesar la capa de policarbonato y sufre diferentes cambios dependiendo de cómo sea cada punto de esta capa. Y es que la capa de policarbonato no es completamente lisa si no que tiene pequeñas hendiduras (pits en inglés) que provocan alteraciones en la luz láser.

Lo que este láser hace es ir "iluminando" cada punto del disco e ir comprobando si hay una hendidura o una llanura. El láser sabe en qué zona estamos ya que cuando no hay cambios, es decir hay una secuencia de llanura o de hendidura, el láser se refleja y llega bien al sensor. Mientras que cuando se produce una variación, es decir pasamos de hendidura a llanura o de llanura a hendidura, cambia el ángulo de reflexión y la luz láser no llega al sensor. Así pues ya tenemos la representación binaria que entiende el ordenador: a la zona de no variación se le asigna el valor 0 y cuando se produce un cambio se le asigna el valor 1. La secuencia de 0 y 1 es la que le permite saber al ordenador qué información hay almacenada en el disco para poder reproducirla en la pantalla.

El DVD tenía dos problemas que se intentaron resolver con la tecnología Blu-Ray, por ello la estructura es distinta. En primer lugar, para la lectura en el DVD el láser debe atravesar la capa de policarbonato de 0,6 mm en la que el láser se puede difractar en dos haces de luz. Si esta difracción es alta, por ejemplo si estuviera rayado, impide la lectura del disco. Pero dicho disco, al tener una capa de sólo 0,1 mm se evita este problema, ya que tiene menos recorrido hasta la capa de datos; además, esta capa es resistente a rayaduras. En segundo lugar, si el disco estuviera inclinado, en el caso del DVD, por igual motivo que el anterior problema, la distorsión del rayo láser haría que leyese en una posición equivocada, dando lugar a errores. Gracias a la cercanía de la lente y la rápida convergencia del láser la distorsión es inferior, pudiéndose evitar posibles errores de lectura.

Otra característica importante de los discos Blu-ray es su resistencia a las rayaduras y la suciedad. La delgada separación entre la capa de lectura y la superficie del disco hacía estos discos más propensos a las rayaduras y suciedad que un DVD normal. Es por ello que se pensó primero en comercializarlos en una especie de carcasa. La idea fue desechada gracias a la elaboración por parte de TDK de un sustrato protector llamado Durabis, que no solo compensa la fragilidad, sino que le otorga una protección extra contra las rayaduras a dicho disco. Existen también discos DVD con esta protección, pero no es tan necesaria debido al mayor espesor de la capa que separa los datos de la superficie del disco, 0,6 mm.

Los discos están compuestos por distintas capas:

  • Capa de policarbonato de plástico, donde está grabada la información en el CD.
  • Capa reflectante de aluminio, y más raramente de oro o plata, donde el láser se refleja (luego explicaremos esto con más detalle).
  • Capa de laca para proteger y mantener limpia y brillante la capa de aluminio.
  • Opcionalmente, una etiqueta en la parte superior donde se puede escribir y/o tiene serigrafiada la carátula del disco.
  • El Blu-ray posee dos capas dieléctricas adicionales que recubren la capa de datos y la capa de policarbonato es reemplazada por la capa de sustrato (Durabis).
Capas de un disco DVD Capas de un disco Blu-ray

 

 PULIDO DE DISCOS

En Arcadia contamos con un moderno equipo para dejar sus discos como nuevos. Contamos con la tecnología para reparar desde discos de música, DVDs, Videojuegos, discos Regrabables, Blu-ray y otros formatos de disco. Nuestros equipos se ajustan automáticamente al tipo de disco que va a ser pulido, permitiendo ajustar el tiempo de pulido. La cantidad de veces que el disco tenga que ser pulido depende de la profundidad de las rayaduras.

CONDICIONES PARA EL SERVICIO DE PULIDO DE DISCOS:

  • Arcadia no garantiza que el disco pulido vaya a funcionar, aunque un alto porcentaje de las veces funcionan perfectamente.
  • Arcadia no garantiza que las rayas del disco desaparezcan en un 100%, debido a que algunas rayas son demasiado profundas y no es recomendable desgastar tanto el disco.
  • Arcadia puede hacer el intento de salvar el disco, en caso de que el daño sea muy severo, pero no garantiza el funcionamiento del disco después de ser pulido.
  • Arcadia no se hace responsable del desprendimiento del disco durante el proceso de pulido.
  • Arcadia no se hace responsable si el cliente desea pulir un disco que funciona pero posee rayaduras, y después de pulido deja de funcionar.
  • Arcadia cuenta con 5 días hábiles para pulir el disco.
Algunos formatos compatibles: